Pan casero al microondas

Receta de pan casero al microondas

Harina, leche, levadura, azúcar, sal y mantequilla. Sin duda ingredientes que todos tenemos en casa con los que hacer un pan rápido y delicioso.

¿Quieres ver los ingredientes para Pan casero al microondas?

Descubre los ingredientes para hacer Pan casero al microondas pinchando aquí:

¿Cómo hacer pan casero al microondas?

1

Mezclamos la harina con la sal, y ponemos la mezcla en un bol o en la encimera.

2

Hacemos un hueco en el centro (como si fuera un volcán) y en él vertemos la leche.

3

Desmenuzamos la levadura, y la echamos en la leche.

4

Agregamos también con la leche y la levadura el azúcar.

5

Mezclamos los ingredientes, añadiendo a la leche poco a poco la harina. Una vez que tengamos toda la harina integrada (aunque no sea una masa completamente homogénea) incorporamos la mantequilla blanda.

6

Ahora sí, amasamos y amasamos hasta tener una masa homogénea, sin grumos y elástica.

7

Dejamos que fermente unos 30 minutos, tapada con paño húmedo para que no haga costra.

8

A la media hora, amasamos un poco para retirar las burbujas del fermentado, y lo colocamos en el molde, ligeramente engrasado.

9

Si lo deseamos, podemos dejar levar nuevamente unos 30 minutos más, pero no es completamente necesario.

10

Metemos el pan en el microondas de 8 a 12 minutos.

11

Lo sacamos del molde y lo dejamos que se enfríe en una rejilla.

Foto orientativa: Chiot`s Run

Nota del autor:

Si lo haces el pan en la encimera tendrás más libertad de movimiento, pero ensuciarás más que si lo haces directamente en un bol. Yo suelo empezar la masa en el bol y, una vez que he integrado la mantequilla a la misma, suelo amasarlo en la encimera, pues me resulta mucho más sencillo.

Si quieres, puedes deshacer la levadura previamente en la leche tibia o templada. Eso sí, lee bien el envase, pues a partir de los 45ºC las encimas de la levadura comienzan a morirse, pero algunos fabricantes recomiendan que no se sobrepasen temperaturas más bajas.

Yo siempre integro la harina, desprendiendo la que va quedando en las paredes del interior del "crater del volcán". De esta forma va cayendo la harina de forma natural, poco a poco y es más sencillo trabajar la masa y que quede perfectamente homogénea. Puede que pienses que es mucho trabajo hacerlo poco a poco, y que no merece la pena, pero integrar toda la harina completa o en grandes cantidades, puede hacer que el amasado sea mucho más costoso y te lleve muchísimo más tiempo.

A la hora de fermentar y que la masa del pan leve lo suficiente, es muy importante la temperatura ambiente. Si tu cocina está entre 26 y 30ºC, estará dentro de las temperaturas óptimas para el fermento. Si baja de esos 26ºC, la fermentación será muchísimo más lenta, y si quieres meterle prisa y le das calor por encima de 50ºC, que sepas que lo que harás será matar la levadura, y el pan no fermentará de ninguna manera.

Otra cosa que puedes hacer, si no tienes tiempo para hornear el pan después de hacerlo y quieres posponerlo al día siguiente, es meter la masa en un bol, taparla bien con papel film (asegurándote de no dejar nada de aire entre la masa y el film, para que no haga costra) y meterla en el frigorífico. El fermentado se hará, la masa crecerá de volumen aunque de una forma lenta... Este fermento, según dicen los que entienden de pan, es el que da mejores resultados, pero claro, tienes que poder esperar 24 horas a que el la masa fermente.

Si no quieres añadir mantequilla, puedes sustituirla por la misma cantidad de margarina, aceite e incluso por manteca de cerdo.

Evidentemente puedes sustituir el azúcar moreno por azúcar blanca, si es el caso añade 20 gr. en lugar de 15.

Si quieres darle un toque crujiente al pan, puedes repartir unas semillas de sésamo crudo en la superficie del pan antes de meterlo en el microondas.

Otra cosa que puedes hacer para darle un toque distinto, es integrar en la masa semillas de otros tipos, como pipas de girasol o de calabaza, semillas de amapola, etc. Aunque también le puedes dar distintos sabores con trocitos de aceitunas, con un poco de cebolla, con chorizo, e incluso con frutas, como puré de manzana, o verduras, como zanahoria rallada.

Si ves que al sacar el pan del microondas, y desmoldarlo, por abajo sigue húmedo, no dudes meterlo de nuevo en el microondas 2 minutos más, ya sin el molde.

El enfriarlo sobre una rejilla es para que se enfríe todo el pan por igual, y respire por todas partes, evitando así que pueda quedar blando por la parte de abajo.

Si usas un molde rectangular, tendrás un pan de molde genial sin corteza. No llenes el molde hasta el borde, pues crecerá en el microondas y quedará una forma bastante rara. Si ves que te queda muy alto en el molde, mejor divide la masa en 2 y hornearlos en 2 tandas. Tendrás de esta forma 2 panes estupendos.

Si le quieres dar color al pan, puedes hacerlo, sólo tienes que darle un toque de grill una vez cocinado y sacado del molde.

Otras búsquedas relacionadas con "Pan casero al microondas"